5 ideas para añadir valor a tu producto con el diseño del packaging

Un día, mi hijo (con 9 años) me hizo el comentario de que le gustaría ir a un campamento de verano con temática de cocina.

“Quiero aprender a hacer la comida” me dijo.

¡Por mi estupendo!

Íbamos andando por la calle, se para frente a una farola y me dice: “¡Mira papá, un campamento como el que yo quiero ir!”

Había un cartelito pegado, con los datos de un campamento en agosto. Justo lo que mi hijo buscaba.

Pero antes de que pudiera comentarlo con él, me aclara: “Bueno, éste no me va a gustar, que es un poco malo”.

Le pregunto “¿éste es malo? ¿por qué?”

Y me responde “el cartel es muy cutre, no se lo han currao

¡Ja! ¿Qué te parece? ¡Mi hijo de 9 años descartando un servicio por su publicidad!

Valiosa lección ¿no crees?

Tu publicidad es reflejo de tu calidad 

Evidentemente mi hijo no se puso a analizar ese cartel como lo haría un profesional del diseño, sino que la impresión que le dio el folleto en la farola fue negativa.

Eso condicionó su opinión sobre el campamento.

Así que, si un niño de 9 años piensa que esa publicidad mal diseñada está dando pistas de que el campamento no va a ser gran cosa ¿qué van a pensar tus posibles compradores si no cuidas el diseño de todo lo que tiene que ver con tu producto?

Espero que tú no pienses que hacer publicidad es tirar el dinero, y que por eso no inviertes nada o muy poco.

Te lo digo porque de entrada estarías en desventaja respecto a tu competencia (ellos sí invierten en promoción).

En realidad hacer publicidad consiste en comunicar para que tu servicio, marca o producto se encuentre entre las primeras opciones que manejan los consumidores cuando están decidiendo qué comprar.

Así que cuando escucho a un cliente mío decir “la publicidad no me ha dado resultado” le pregunto: ¿Qué estrategia has usado hasta ahora?

El problema que suelo descubrir es que no se ha hecho estas preguntas:

¿A quién dirijo mi mensaje

¿Qué voy a hacer para llegar hasta él o ella (cliente objetivo)?

La comunicación entre tu producto y tu cliente es el factor clave de la estrategia.

¿Y cómo puede comunicarse tu producto?

Aprovechando el diseño del envase.

Voy a compartir contigo 5 ideas que te van a inspirar:

Idea 1: El factor sorpresa

El formato y la presentación tienen potencial para sorprender. La sorpresa altera nuestro estado emocional, nos hace reaccionar, y eso facilita que recordemos más fácilmente aquello que nos sorprende.

“The Deli Garage” hizo un set de lápices de queso parmesano —incluyendo el sacapuntas— para decorar pasta, pizzas y ensaladas. Distinto por la forma y por el modo de uso.

Pesas Mr. Clean
Nocilla vaso

Idea 2: Un producto, dos utilidades

Mr Clean —Don Limpio, antes Mr Proper— le dió forma de mancuerna a la botella de su producto, de tal manera que al terminarse pudiera llenarse con arena y usarla como accesorio de gimnasia.

El envase era parte de una campaña publicitaria para comunicar el concepto de fuerza del producto que ya expresaba el “hombre calvo musculoso” del logotipo.

¡Incluso incorporaba un folleto de ejercicios con las pesas!

¿Y qué decir del vaso de Nocilla? El vaso que contiene el producto ha sido el envase desde su lanzamiento en 1967.

Ha cambiado su forma, se han editado colecciones diversas, pero ahí sigue ¡Mi madre en alguna ocasión ha comprado Nocilla solo por aprovechar el vaso! 

Caja de pistachos que recoge las cáscaras

Idea 3: Solución incorporada

La diseñadora letonia Maija Rozenfelde ganó el 2º Premio de los Dieline Awards en 2012 y el Red Dot Award de 2014 con un packaging para pistachos inspirado en el propio pistacho.

A parte de su atractivo visual, el envase proporcionaba un lugar donde dejar las cáscaras de los pistachos.

En un espacio de venta donde casi todas las marcas ponen su producto en una bolsa (pistachos y otros frutos secos) imagina lo que destacaría este envase.

Una solución elegante y limpia.

Butter! Better! es otro ejemplo de solución incorporada en el producto: este envase de mantequilla incluye un cuchillo —más bien una paleta— de untar que hace la función de tapa. El autor de este ingenioso packaging es el coreano Yeongkeun Jeong.

Idea 4: Reutilización del envase

¿Has visto en casa de mamá una caja de latón en la que guarda sus cosas de costura? La abuela también tenía una de estas…

Una segunda vida para una caja de galletas.

Conseguir que tu marca permanezca dentro de los hogares es un objetivo alcanzable si vendemos nuestro producto en una caja que después se pueda utilizar para guardar cosas.

El coste adicional del envase bien puede valer la pena a cambio de esta publicidad permanente.

Cuando yo era un niño guardaba mis piezas de Tente –un juego de construcción– en un tambor de detergente.

packaging puma

Idea 5: Empaquetado sostenible

Afortunadamente la concienciación sobre la utilización responsable de nuestros recursos, y el cuidado del medio ambiente está calando entre la masa consumidora.

Cada vez más compradores tienen mentalidad “eco-friendly” y miran esta característica en los productos que adquieren.

Conscientes de esto, la marca alemana Puma ha desarrollado un packaging que sustituye a la caja de cartón y la bolsa de plástico:

La “Clever Little Bag” es una bolsa biodegradable creada por el diseñador industrial Yves Béhar que permite ahorrar al año un 65% de papel, 275 toneladas de plástico y 10.000 toneladas de carbón (comparado con el proceso de fabricación habitual de envases de la marca).

En un nivel más modesto y sin la necesidad de contratar a Yves, sería suficiente utilizar materiales reciclables y biodegradables.

Invierte (bien) en publicidad

Como ves, el envase tiene un potencial publicitario mucho mayor de lo que creías.

Es un canal de comunicación directo que influye en la percepción de tu cliente y por consiguiente en las ventas.

Soy muy consciente de que el factor económico puede ser un freno que te impide avanzar en la construcción de tu marca. No lo veas como un gasto sino como inversión.

El dinero que puedas invertir en diseño —con cabeza, sin grandilocuencias, adaptado a tu status actual— estará bien invertido y te hará crecer más rápido.


¡Gracias por haber leído hasta el final!

Si quieres ampliar información lee mi eBook GRATIS “10 CONSEJOS PARA CONSEGUIR UN ENVASE QUE MULTIPLIQUE TUS VENTAS”. Es una guía de acciones sobre las que puedes poner el foco para mejorar el envase de tu producto —si ya lo tienes— o para plantear un diseño nuevo.

>